2015-05-27

Mejor con doble refrigeración

Los filos cortantes se exponen a desgastes mecánicos y térmicos altos durante el ranurado y el tronzado. Por lo tanto, una refrigeración y lubricación efectivas son obligatorias y necesarias. Con la nueva refrigeración de precisión Walter consigue resultados que abren nuevas perspectivas: las nuevas lamas de tronzado reforzadas de la serie G2042 del Walter Cut-System reciben una refrigeración interior doble que se dirige de forma precisa a las áreas libres y a la superficie arrancadora de virutas.

El resultado: una temperatura de trabajo óptima, duradera y constante, además del control de virutas. El canal de refrigeración de la cara de arraque de virutas pasa por los topes de sujeción. La salida del chorro se encuentra, por lo tanto, tan cerca del filo de corte como es posible. Las plaquitas de ranurado y tronzado SX optimizan el flujo de refrigerante y se fijan por forma. Juntas, provocan que el chorro de refrigerante se dirija al centro de la viruta con toda la fuerza. Independientemente de la profundidad que alcance la lama de tronzado en la pieza de trabajo, la vida útil y la seguridad de proceso permanecen en el nivel más alto. Este tipo de refrigeración garantiza, además, que la película lubricante no se rompa, por lo que las superficies planas alcanzan una calidad superficial muy alta. Las lamas de tronzado G2042 con refrigeración de precisión son adecuadas para profundidades de tronzado de hasta 33 mm.