2019-08-05

Duro con superioridad

El catálogo de herramientas de roscado de Walter para el mecanizado en templado

Taladrar roscas en aceros endurecidos es un proceso caro. Especialmente en el mecanizado de agujeros ciegos: al invertir la marcha del macho de corte se producen picos de par de giro al cizallar la raíz de la viruta. Esto acaba provocando roturas. Walter resuelve este problema con dos nuevos machos de corte y ofrece a sus clientes un macho de corte adicional que redondea el catálogo para la producción de roscas en aceros templados: el TC388 Supreme (50–58 HRC) o TC389 Supreme (55–65 HRC) y el TC685 Supreme (>44 HRC). Los machos de corte de MDI TC388 y TC389 Supreme poseen geometrías de primer corte especiales. Gracias a ellas, se cizalla completamente la raíz de la viruta al invertir, lo cual reduce al mínimo los picos de par de giro. Esto evita las roturas y aumenta la vida útil y la seguridad de proceso. También permite prescindir de la lubricación con aceite, necesaria hasta ahora en muchos casos. En lugar de aceite puede usarse emulsión, lo que optimiza el manejo y reduce aún más el tiempo de mecanizado. Ambos machos de corte se caracterizan por un tiempo de mecanizado muy breve.

La fresa helicoidal de roscar y taladrar TC685 Supreme ofrece la máxima seguridad de proceso y cantidad de producción durante la vida útil: El taladro central y la rosca (con chaflán si es necesario) se producen en una sola pasada, lo que reduce la necesidad de espacios libres para herramientas. La geometría frontal de la fresa genera fuerzas estabilizadoras en sentido axial. Esto mejora la estabilidad en el fresado y reduce la deflexión. Ventajas para el usuario: menos correcciones de radio y desgaste, con una elevada cantidad de producción durante la vida útil y menores costes por rosca. El ángulo de desprendimiento de 15° y la refrigeración interior a partir de M6 garantizan un transporte de virutas seguro. Esto permite mecanizar aceros más tenaces y roscas más profundas sin renunciar a la seguridad de proceso. Una aplicación habitual para las herramientas mencionadas es, por ejemplo, la construcción de moldes y matrices.